Comentario: “El fin del armario” de Bruno Bimbi

Comentario: “El fin del armario” de Bruno Bimbi

Cuando este libro tocó mis manos por un instante temí que fuera lo mismo de siempre, temí haber hecho la compra equivocada, pero ya estaba. Ya lo tenía en mi bolso. Fue una de esas compras compulsivas que tienes cuando sabes que la tarjeta anda cargada y piensas “mi librero se ve vacío” (pero nunca lo está). Ya había escuchado de este libro, “El fin del armario” era un título llamativo, impactante, dulce, y Travesía Editora (editorial arequipeña) tiene excelente gusto y olfato para los libros, así que la compra ya estaba.

Seamos breves, seamos humanos

“El fin del armario” es un conjunto de crónicas, de acontecimientos, de noticias, y ¿por qué no? De mierda humana. Este libro me ha permitido conocer más. Le recomendaría a toda persona leerlo, para que jodan con ganas o por lo menos con conocimiento.

Bimbi nos coloca en la trinchera y nos informa de los planes; las luchas que se siguen dando, las batallas que se ganaron, y es inevitable pensar que nuestro país (Perú) está muy atrasado. Los derechos civiles son (casi) la espina dorsal de este libro, pero sus costillas son fascinantes.

También trae mucha historia y nos coloca en contextos reales, habla de la Iglesia Católica (de una forma bastante respetable cuando ellos no siempre lo son), habla de otras religiones, habla de políticos sin sangre en la cara, habla de países que pueden ser jaulas o paraísos en medio de la nada. Habla de los prejuicios, los crímenes, los mitos, el odio, la homofobia. ¿Saben qué lo hace atractivo? Las historias, son reales, son personas que, como tú o como yo, merecen la felicidad. En muchas de ellas sonreía sin parar y en otras no podía dejar de presionar la tapa del libro con dolor, con vergüenza.

Quisiera que todos lo lean, quisiera que todos podamos ser mejores personas, quisiera que todos seamos felices. La soñadora, me llaman xD

¿Un libro periodístico?

Quizás sí, quizás no. Me es indiferente si lo es o no. Sé que me gusta, sé que cambia algo en mí y ahora sé de todas estas historias; con eso es suficiente para saber que fue la mejor compra. Bimbi tiene la increíble habilidad de golpearte el cerebro y hacerte responder con una sonrisa, con un movimiento de cabeza. Bimbi es un escritor increíblemente respetuoso pero directo y muy divertido.

El mundo

Este libro te permite ver cómo el mundo está cambiando. Mientras algunos países se dedican a sembrar el odio y escupir su veneno; existen otros que son buenos, que son paraísos y que realmente se puede vivir (con suerte encuentras la felicidad).

 

Por cierto…

Aquí también podrás leer un interesante análisis sobre el machismo, el racismo y más; porque todo nace del odio.

 

Del autor

Bruno Bimbi es periodista y doctor en Letras/Estudio del Lenguaje por la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro. Fue secretario de Relaciones Institucionales y Prensa de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans y uno de los responsables de la estrategia política que llevó a la aprobación del matrimonio igualitario en Argentina. Actualmente vive en Brasil, donde también coordinó la campaña por el matrimonio igualitario.

Es corresponsal del canal Todo Noticias, secretario de Comunicación de la mesa ejecutiva provincial del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Río de Janeiro y coordinador político y legislativo del mandato del diputado federal Jean Wyllys (primer activista gay que conquista un asiento en el Congreso brasileño). Para el sitio web de TN escribe desde hace siete años artículos dedicados a la diversidad sexual.

Trabajo en los diarios Crítico de la Argentina y Página/12 y colaboró con Tiempo Argentino y O Globo, y con las revistas Imprecio G, Veintitrés, Noticias, Newsweek y Lonely Planet. En 2010 publicó Matrimonio igualitario. Intrigas, tensiones y secretos en el camino hacia la ley (Planeta), también editado en 2013 en Brasil con el título Casamento igualitário (Garamond). Este es su segundo libro.

Contratapa

“…este libro nos proporciona conceptos, tecnicismos y datos que resultan claves para entender el contexto actual del armario individual y/o social en que nos encontramos, ya sea fuera o muy dentro. Necesitamos de esas ideas que nos permitan abrir y revolver «los infinitos cajones del armario» para desarticular los mitos con que se nos excluye de la vida social y para recuperar esas nuestras adolescencias robadas, aquellas, citando al poeta griego Cavafis, donde las «miradas se cruzaron por accidente, tímidamente y que con sobresalto expresaron el ilícito deseo de su carne».
Necesitamos, precisamente, que nuestro deseo deje de ser ilícito.”

Jesús Martínez Mogrovejo

 

El fin del armario es un documento de época, un álbum de fotografías, una película inconclusa. Y es también el testimonio más claro y contundente de que ya nada será como fue.

Osvaldo Bazán