Comentario: “Yoro” de Marina Perezagua

Comentario: “Yoro” de Marina Perezagua

Conocí (leí) a Marina Perezagua gracias a “Cómo saber si respiro” de la editorial independiente peruana PESOPLUMA, el cual resulto ser un conjunto de cuentos atrevido, fuerte, mágico, brutal; mezclando situaciones y emociones ella crea una exquisita danza de palabras que nos hace sentir debilidad en los tobillos. Con “Yoro” me sentí cómoda y ansiosa, quería leer más y más, hasta saber qué pasaba con H, qué pasaba con Yoro, qué pasaba con esta gran historia.

“Yoro” es una novela que vio sus primeros lectores con el cuento “Little Boy”, lo pueden encontrar en “Cómo saber si respiro” o en el libro “Leche” de la editorial Los libros del Lince. Quizás lo correcto sería decir que la historia narra la vida de una víctima de la primera bomba lanzada sobre Hiroshima en 1945, pero creo que H jamás se muestra en un papel de víctima (a pesar de su depresión). Debo agregar que la línea anterior no refleja en nada lo que nos trae Marina.

Esta novela nos pone sobre la mesa dos posiciones que resultan sutilmente encantadoras, por un lado, vemos el avance de las culturas y el desarrollo humano frente al caos de la guerra y los años que tocan vivir luego, mientras por el otro, vemos a los encantadores seres y sus asquerosos deseos. Creo que el punto histórico donde inicia todo el dolor de la historia es perfecto, ubicarte en el que quizás fue el acontecimiento histórico más grotesco despierta la curiosidad del lector y a eso sumarle que el narrador te intriga con una carta donde se declara culpable es ¡uff!, pero el talento de Marina hace que esta no sea una historia triste, pero tampoco de superación, es más bien el ingreso y turismo por el mismo infierno en el que no aceptamos que vivimos -y muy cómodos-.

Cada hoja de este libro te arroja un jugoso trozo de palabras sazonadas con misterio, filosofía, sicología, las cuales hacen que pierdas total control de tus ojos. Marina ha logrado encantarme con esta cruda historia.

¿Qué es Yoro?

Quizás sea el testimonio de H. Una mujer agotada, y con los años encima, debe seguir siendo golpeada por su destino y su pasado, el cual no deja de mostrarle y recordarle una y otra vez la crueldad del hombre y la necedad del ser humano. A esto debemos sumarle que los horrores de los cuales ella es víctima y testigo no son más que depravaciones que se esconden bajo el traje de la paz, la ciencia, el deseo y la religión.

Algunas páginas son teñidas con sucesos desgarradores que solo te harán unirte a H en su búsqueda con la esperanza de hacerla feliz, solo por un instante siquiera. También podremos ser simples testigos del impresionante amor de H por Jim, un hombre que le cambió la vida y le dio la felicidad que siempre mereció.

 

Contratapa

Yoro es el testimonio inaudito de una mujer que no está dispuesta a aceptar el destino trágico que le ha sido impuesto. Una novela que convierte la tragedia en una suerte de salvación. Un libro que cuenta la historia de una mujer que lucha contra el mundo, y de cómo consigue, y a qué precio, su victoria final.
H, la narradora y protagonista, confiesa en la primera página del libro que ha cometido un crimen. Y en tono desafiante pide al lector que se atreva a leer su historia. Hasta la última de sus páginas, en todo el libro se mantiene esa tensión especial, ese mismo sentido de lo trágico, esa sensación de que en este caso tanto la narradora como los potenciales lectores se lo juegan todo a vida o muerte. Éste no es un libro decorativo. A lo largo de unas páginas que imponen un ritmo frenético y obligan a leer sin respirar, H cuenta una historia de amor por un hombre, una historia de amor por una niña, Yoro, a la que ni siquiera conoce, una historia de búsqueda de todo cuanto está en la base del ser humano: la sexualidad, la reproducción, la locura, el odio, el amor.
Yoro es también una crítica durísima de todas las cosas que hacen la vida difícilmente soportable: las guerras y todas las formas de violencia del hombre contra el hombre, pero también los dogmas científicos y religiosos que no nos permiten ser nosotros mismos.
Yoro es la primera novela de Marina Perezagua, una escritora singular y poderosísima que ya ha sido aplaudida por sus dos libros de relatos, Criaturas abisales y Leche, que han merecido los elogios de la crítica y la pasión de los lectores.

«Esa intimidad con el riesgo atrapa al lector en una trama donde la misma naturaleza humana es intervenida y puesta a prueba por la transgresión metódica». Julio Ortega

 

«En cierto modo Marina Perezagua transmite la impresión de que cuenta lo de siempre (y qué otra cosa se puede contar si no son versiones repetidas de la desgracia inherente a la condición humana) pero haciéndolo como si fuera la primera vez». Javier Fernández de Castro

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment