Druidas: su pensamiento mágico

Druidas: su pensamiento mágico

Seres que hicieron un pacto, una alianza, con la tierra y toda su naturaleza incluyendo las hadas, ninfas y elfos que habitaban en cada espacio de la tierra, esos eran los druidas. Seres que no tenían desconocimiento de la fuerza natural; tal era su unión que para ellos no existía lo desconocido. Dominaban las diferentes lenguas y podían comunicarse con rocas o ríos.

No tan populares como los chamanes griegos o egipcios, pero si tan poderosos como ellos; tenían un conocimiento único del corazón del bosque. Ellos podían ser el vínculo entre los hombres y espíritus, poseían tales conocimientos que curaban enfermedades con plantas, hablaban con almas y a veces –muy raras- las devolvían a nuestro mundo.

El bohdron era su instrumento por excelencia –con el que leían la suerte- su sonido era tal que podía actuar sobre el ritmo cardiaco. Su poder y conocimiento les permitía interpretar conchas u otros guisantes, el desplazamiento de nubes, vuelo de las aves, murmullo del agua, incluso desde aquellos años eran conocedores del coel bren (lectura de ramas de madera de tejo), y coel fair (lectura de piedras).

La música era la manifestación del alma y por ello los druidas mostraban gran talento con la flauta y el arpa, creando melodías encantadas que restablecían la juventud, interpretaban el lamento de la vejez e interpretaban el sonido de la muerte.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment