Entrevista: Tania Serrulla y su libro, “Yo maté a mi vecina”

Entrevista: Tania Serrulla y su libro, “Yo maté a mi vecina”

Poco a poco iremos presentando a autores internacionales.
Quienes responden nuestras preguntas y nos hablan de sus libros 😀

Comenzamos con…

Tania Serrulla tiene 35 años, nació en San Sebastián (Guipúzcao) y es vasca-española. 

 

 

Libro

Yo maté a mi vecina

Novela negra-oscura de fantasía, suspense y crítica moral con relatos personales.

También tengo un ejemplar de un libro denominado “Fuera” que es un compendio de poemas y relatos cortos, pero no está publicado, aunque no descarto en un futuro.

 

Reseña de Yo maté a mi vecina:

En esta novela, descubriréis el secreto de Victoria Collins, una criminóloga que verá amenazada su integridad física y emocional al toparse con unas vecinas que crearán en ella un nuevo ser, una nueva Heroína, Iris. Victoria, despierta la orilla del insomnio realizando viajes astrales donde despliega sus habilidades como iris en el mundo de Luz Violeta en un entramado que se entremezcla con la visión de la escritora del mundo actual y la sociedad mediante la crítica moral y la fantasía. Introduciendo un componente romántico a través de Lukas que descubrirá su secreto a nuestra protagonista y juntos vivirán su mayor aventura, conocerse a sí mismos y el mundo que les rodea…

 

 

¿En qué concursos has participado? ¿Has ganado alguno?

Participé de joven en un concurso literario de relatos cortos en el periódico local Diario Vasco y gané, el relato fue publicado. Más tarde, gané el segundo premio en un concurso de poesía de la Universidad, sobre el rol femenino de la mujer en la sociedad, el poema fue publicado en una plataforma. Hace poco más de dos años gané un concurso de bloggers realizando reportajes-post sobre comercios de moda de la ciudad.

 

¿Desde qué edad escribes de forma profesional?

Desde hace un par de años que decidí dar forma al libreto de poemas y posteriormente, con el cambio de piso, decidí “matar” a mis fantasmas y escribir la que ahora es mi primera novela.

 

¿Qué te hizo decidir escribir?

Como he comentado anteriormente, escribo desde hace más de 17 años, desde aquel primer concurso de relatos que gané y posteriormente en la Universidad continué escribiendo. Cuando mostraba mis escritos a mis allegados la respuesta era siempre la misma ¡escribes muy bien, deberías publicar algo, no dejes de escribir, tienes un DON! Y eso, por supuesto, te anima a seguir. Precisamente ayer me hicieron una entrevista que sale publicada el martes. La entrevistadora me indicó que a diferencia de mí, a ella no le gusta escribir y lo hace por su trabajo. Yo no concibo otra forma de ver el mundo, las personas, la sociedad, las historias, las circunstancias que nos ocurren y la vida en general si no es a través de un libro. Me encanta leer y analizar los libros que leo, realizarme un diario personal con notas, apuntes y subrayar frases, términos o expresiones que me gustan. Además, curiosamente, cuando compro un libro, siempre hay algo en él que me llama la atención y generalmente en su interior, suelo encontrar coincidencias con mis libros, un lugar, una ciudad, un personaje, una frase y eso me provoca una emoción contenida que sale a través de una media sonrisa cómplice conmigo misma.

 

¿Tienes otro trabajo o solo escribes?

Trabajo en Metrópoli consultoría inmobiliaria desde hace año y medio, estoy encantada de trabajar aquí de la mano de mi directora Natalia Huerta que es una gran profesional del sector inmobiliario de la que estoy aprendiendo muchísimo. Ella le ha dado una nueva imagen al sector, su filosofía de empresa es velar por los intereses de compradores y propietarios y ofrecer un valor adicional a la captación de un inmueble, hacemos coaching inmobiliario porque cada casa tiene una historia y nosotras queremos compartir esas historias con los clientes. Muchos de los clientes que tenemos son referidos de otros con los que ya habíamos trabajado. Natalia lleva al frente de la agencia 13 años y se nota el bagaje profesional. Además, el lugar donde trabajamos es un precioso ático en pleno centro de la ciudad, desde donde se ven los tres puntos principales de la misma, con un hermoso mirador y una terracita, una decoración minimalista llena de encanto y detalles que lo hacen muy agradable. Es un lugar de ensueño, absolutamente mágico, que inspira calma y tranquilidad y me inspiró para la confección de uno de los capítulos de la novela, un relato denominado “Detrás de cada puerta” porque en este edificio hay muchos rincones por descubrir….

También realizo artículos-posts en una plataforma para publicistas/anunciantes que se llama Publisuites y cada semana realizo alguna por las que suelo facturar una pequeña cantidad. Una de las empresas anunciantes que me solicitó un post contactó conmigo para colaborar en una promoción de tanto que les había gustado mi artículo pero lamentablemente están en Madrid y no me podía desplazar.

 

¿En tu país se puede vivir de escribir?

En España tenemos escritores muy conocidos, de re-nombre que viven de su trabajo de escritores, realizan columnas diarias o semanales en diversos periódicos y magazines o acuden como colaboradores y tertulianos en programas didácticos, como Arturo Pérez Reverte, Leopoldo Abadía, Elvira Lindo, Maria Dueñas, Espido Freire, Antonio Navalón, Luz Sanchez-Mellado, Juan Manuel de Prada, Eduardo Madina, Almudena Grandes….luego hay “intrusos” que yo llamo, igual que los actores reconvertidos en cantantes, encontramos a directores de cine o periodistas, locutores de radio con tendencias ideológicas dudosas que aprovechan el tirón mediático que adquieren para hacer su incursión en este sector como Carlos Herrera que, particularmente, me cae fatal o Isabel Coixet, gran directora de cine pero conocida principalmente por ser una mujer de opiniones muy particulares.

 

¿Quiénes son tus influencias?

Realmente no tengo influencias específicas, tengo mi propio estilo en lo que se conoce como escritura automática, es decir, estoy inspirada, me siento al ordenador o abro el cuaderno y escribo, pero es importante, saber escribir en el sentido de estructurar la novela, darle forma, mantener un criterio respecto a lo que se escribe, la trama, saber hilarla y seguir un ritmo. A mí me gusta intercalar relatos propios con un estilo poético y realizar crítica moral sobre la sociedad que nos rodea.

 

¿Qué autores disfrutas leer?

Mis libros favoritos son Nada, de Carmen Laforet y Con los ojos cerrados de Alfredo Gómez Cerdá. Son dos libros que me marcaron y marcaron mi estilo

No tengo escritores favoritos, creo que la literatura, tal y como la conocí con doce o trece años que leía novelas bastante intensas, ha cambiado mucho y la literatura que existe ahora es muy comercial, igual que el cine, es un tipo de literatura que denominamos “barata” aunque realmente no sabemos a qué se refiere, pero la expresión barata desde luego hace referencia a un producto que se considera de mala calidad, a mi entender, que no está cuidado y que se ha escrito de manera rápida en apenas un mes o dos y sin ningún tipo de cuidado, estilo ni criterio.

Literatura barata puede considerarse un tipo de libros que se venden por debajo del precio recomendado, sin embargo, hay un tipo de literatura que está en auge y simplemente lleva un sello común que es crear marca, crear una saga y promocionar un nombre. Por ejemplo, cuando decimos que hoy en día cualquiera puede escribir un libro, realmente es cierto, cualquiera puede hacer cualquier cosa, otra cosa es hacerla bien, que sea interesante y apropiada y que sea de calidad. Literatura barata para mí es un libro de Belén Esteban que es una tertuliana conocida de un programa de televisión que vende prensa del corazón y cotilleos. Es una lectura pretenciosa, que intenta ser el gran éxito que va a a revolucionar al ciudadano medio y sí revoluciona, pero a las “marujas” de clase media que la siguen por la tele y se aburren. Esta chica en concreto no tiene ninguna cultura y ni siquiera ha escrito ella el libro, simplemente, contrata a un editor o redactor, le cuenta su vida y éste lo lanza al mercado. Como lleva su nombre, sabe que va a alcanzar un nivel de ventas basado en el mero morbo y curiosidad consumista que cualquier escritor que lleve años trabajando y labrándose una carrera.

Como he leído en un post en internet, copio las palabras de un profesor de la Universidad de lenguas Prehíspanica de México “tienen situaciones estereotipadas, temas repetidos, con estructuras de intriga, de resoluciones tan predecibles, tan confeccionadas, que en realidad no cumplen las funciones de una verdadera obra de arte».

Mi libro no gustará a todo el mundo obviamente, pero al menos, es algo diferente, escrito por mí y no sigue esos estereotipos.

 

¿Cuáles son los temas que más abordan tus historias?

Me gusta otorgarles a mis personajes rasgos peculiares que les hagan diferentes. En nuestras vidas reales ya somos personas normales y las personas normales no me interesan, no me aportan nada, al menos no en el sentido literario; a la hora de confeccionar un personaje me inspiro por ejemplo, en la cojera del Doctor House, en el pesronaje de Negan de la serie Walking Dead, en una psicoóloga desequilibrada que se médica y al a que nadie haría caso si ejerciera de verdad, en el personaje de Alex de La naranja mecánica o en el de Puzzle-John Krammer de la saga cinematográfica de Saw.

En el último libro que estoy leyendo, La Vengadora, de S. Williams, el personaje protagonista de Tuesday me gusta cómo está perfilado y lo utilizaré como inspiración….

También me inspiro en personas reales que conozco en el camino y me resultan peculiares. Una mujer cubana que se sienta a esperar el autobús en un banco, un pasajero del bus, o un señor que estaba leyendo un libro un día que entré en la librería.

 

¿El peor castigo para un escritor?

Resultar indiferente, supongo que el hecho de “calar” en alguien, de que tu libro llegue a las manos de alguien no conocido, no familiar y no amigo, y que te diga que le ha resultado indiferente implica que no has cumplido tu objetivo como escritor, que es transmitir una idea, sea mala o buena. Mis lectores me han dicho que mi libro es “inclasificable, interesante y que no deja indiferente”, un libro que te marea, te da la vuelta y te sumerge por los universos que yo misma he creado para ellos como escritora y eso era justo lo que quería, así que mi objetivo está cumplido. De alguna manera, el escritor debe saber o aprender a promocionar su libro, a llevarlo de manera adecuada, a buscar el detalle o elemento que pueda destacar del mismo, algo que sepa que va a atrapar al lector. Si no lo consigue, es que algo está haciendo mal y no es un buen escritor y ese es un castigo. Pero es un castigo que el propio escritor se pone así mismo porque todo empieza por la manera en la que lo trabaje y lo presente a los lectores.

 

¿Qué proyectos vienen?

Muchos. En cuestión de un mes desde que puse en marcha la fábrica de promoción y publicación del libro, no he parado de recibir llamadas y correos, de gente interesada en leerlo, participar en presentaciones de amigos, preparar las mías, realizar videos, crónicas, participaré en la próxima Feria del Libro de Portugalete (Bizkaia), entrevistas……

Y lo mejor es que sigo escribiendo. Actualmente estoy inmersa en la segunda novela, de la que puedo avanzar que es mejor incluso que la primera, los personajes están mejor perfilados y la trama se desarrolla más, ahora me conozco mejor a mí misma como escritora, lo que quiero y lo busco y lo quiero transmitir y cómo y eso me permite gestionar la escritura.

Mi segunda novela está inspirada en un día que nevó en San Sebastián, fue un día memorable y al acercarme a un jardín con unos olivos cubiertos por nieve se me ocurrió la historia. Justo en esos días, visualicé la película Fargo de los Coen, que me encantó y me dio el punto de partida. La protagonista localiza el supuesto cadáver de un hombre sepultado bajo la nieve y lo rescata pensando que está muerto pero no lo está y a partir de ahí, la cosa se complica y vivirán una aventura más grande que averiguar por qué estaba enterrado en la nieve.

¿Por qué escribes?

Copio la frase de mi segunda novela, que incluyo en el prólogo, hablando de un autor de un libro que leí hace poco que explicaba lo que significaba escribir para él….

Por eso, como os decía, el autor de ese libro dice que para él, escribir es, más que una afición, es una necesidad primaria; pues para mí, es un impulso de impulsos, una necesidad, como respirar, que no puedo evitar. No puedo vivir sin escribir, no me importa la acogida posterior que puedan tener mis libros o lo que perciba la gente sobre mí, bueno sí me importa  pero, ante todo, lo necesito.

 

lee más de ella en…

 

 

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment