Experiencia: Recuerda aquella vez de Adam Silvera

Experiencia: Recuerda aquella vez de Adam Silvera

Un libro que llega a mis manos gracias al Club de Lectura “Cuando leer enamora”. Usualmente dan 3 semanas para leerlo y en la reunión mensual nos juntamos y comentamos sobre qué nos pareció y eso. Parentesis -amo ese club, se siente como una familia y eso me gusta taaaaanto, es bonito leer y estar rodeado de gente igual/diferente a ti- fin de paréntesis. Adquirí la versión en español de Puck (Ediciones Urano) evidentemente porque no sé inglés -lo voy a retomar en estos meses- y me costaba leer por la traducción al español ibérico -no crean soy mal agradecida con la traducción xD- y tengo entendido que no soy la única, en fin, esa fue la razón para tardar un poco en agarrar el jugo. Una amiga me dijo que en la página 60-70 ya no me iba a despegar, pero fue MEEEEEEEENTIRAAAAAAAA, en la página 48 yo ya estaba prendida con el libro.

Literalmente leía de camino al trabajo, en el bus donde no encontraba asiento sufríaaaaaa, en los minutos sobrantes de mi almuerzo en el trabajo, de regreso a casa -así sea parada-. En casi 5 días terminé de leerlo, y me dejó el más delicioso sabor en el alma. Importante: Este libro tiene una temática LGTB+ -no grosera-.

 

Adam Silvera mezcla los prejuicios de la sociedad y realidad con un mundo futurista -ciencia avanzada- y esto da como resultado que no sepas hasta que punto la ciencia es buena o mala, ¿no me entienden? ok, VAO por partes.

 

Tema principal

La vida de Aaron sería el tema principal de todo la historia, porque en realidad es él quién decide qué está mal o bien, él permite que las cosas lo afecten hasta cierto punto, pero mucho de esto se arrastra por la muerte de su padre y que Adam no nos permite saber más hasta la mitad -un poco más- del libro. Quisiera decir que la aceptación es el tema que engloba todo, pero no lo siento, me ha quedado la duda que son varios pequeños problemas y temas los que te presenta y un tema lo englobaría todo, pero el autor no te deja conocerlo. 

 

Historia

Aaron es un joven adolescente que lleva una relación medianamente buena con su novia Gen, él tiene la intención de ser feliz -fuera del intento de suicidio- y vive día a día con una familia sin padre, rodeado con los intereses y detalle de su madre, y el desinterés total de su hermano mayor. Como compañeros de juegos y aventuras tiene a sus vecinos de condominio -unos chicos sin futuro ni razón- los cuales los conoce desde muy pequeño, sobre todo a su “mejor” amigo Brendan.

Paralelamente, en este universo existe un instituto llamado LETEO: quienes prometen borrar tus recuerdos, esos que te fastidian y no te dejan vivir, en un tratamiento bastante caro y en el que Aaron no cree. Mientras él debuta en la actividad sexual con su novia Gen, y esta le informa que se debe ir de viaje por unos días para un campamento de artistas, él debe buscar la forma de no extrañarla, no morir de aburrimiento, y muchos más importante… no meterse en líos. Es cuando Thomas -un chico que la tiene clara como consejero, pero como ser vivo la ve gris- comienza a tomar fuerza en la historia.

 

Huellas

Mientras vas leyendo vas sintiendo que algo no encaja muy bien, que existe algo que el personaje no te deja saber, y tarde te das cuenta que era mucho más que eso, mucho más doloroso. Pista: el título te lo dice todo…

 

Punto clave

El ingreso de Thomas a la historia significa problemas, no es un tornado -al principio lo vez sí- es más bien una llave, una llave que Aaron necesita para aceptar/despertar muchas cosas.

 

Estructura

Como lo menciono al principio, el libro me toma por completa desde la página 48, y justamente porque ingresa Thomas a la vida de Aaron. Desde ese momento sabes que algo está cambiando en la historia, y en el mismo personaje principal. Es el primer libro que leo de Adam -tengo los 3- y en este libro él juega un poco con el tiempo, los recuerdos, la madurez, pero sobre todo la aceptación y no hablo de esa aceptación mundial, es más bien la que debes darte a ti mismo. 

 

¿Un héroe?

Me gustaría decir que Aaron puede ser ese héroe de la historia, pero siento su ascenso -tipo Batman- casi al final. Si debo mencionar a algunos personajes que tienen lo necesario para ser héroes, una podría ser Gen (novia de Aaron) quien durante toda la historia cuida de él y deja en claro que sus intenciones/sentimientos son puros -y egoístas a más no poder-.

 

¿Villanos?

Los amigos de Aaron me caen tan mal como cuando pican de mi salchipapa -es una comida- sin pedir permiso. Incluso los nombres con los que los bautiza Adam son malos -estoy segura que mi madre jamás me dejaría salir con alguien así- pero que son validos por el entorno en el que viven, estamos hablando del Bronx. Bueno, ellos son lo que la sociedad repele, esconde, rechaza, son drogas, consumo ilegal de licor, sexo imprudente, problemas mentales, descontrol, delincuencia, y lo más duro quizás es que son jóvenes de 16-17 años. Estos chicos tienen una especie de “amistad” con Aaron porque pertenecen al mismo condominio, pero una relación de camaradería, no. Y eso podemos verlo/leerlo en el libro; la poca importancia y rechazo que tienen hacía Aaron es bastante doloroso, pero real. También podrán percibir a Collins, un completo imbécil, un oportunista, un detestable. 

 

Todo Quijote tiene su Sancho

Si ponemos a Aaron como héroe necesita un escudo o compañía, ese es su madre. Pocas veces he leído un autor que sepa pintar taaaaaaan bien lo que es la maternidad, la preocupación, la aceptación. Ella es quizás lo que todos necesitamos: amor y aceptación.

 

Sociedad

Como dije, estamos en una sociedad con ciencia muy avanzada y ese es el Instituto Leteo, quienes aseguran que puedan borrarte los recuerdos que desees -tiene ciertas reglas-. Es un tratamiento bastante caro, pero eficiente. Aaron no cree en este tratamiento y la mayor parte del libro vas a compartir ese sentimiento, no, estoy segura que hasta el final.

 

Fin -no spoiler-

El final es perfecto, no es bello, pero es real. Adam te trae un poco de consecuencias, pero justicia para todos.

 

Autor

Adam Silvera

Nació y se crio en el barrio del Bronx de Nueva York. Ha trabajado en la idustria editorial como librero de literatura infantil, auxiliar de markeing en una empresa de promoción literaria y crítico de novelas infantiles  juveniles. Su primera novela, Recuerda aquella vez, ha recibido excelente críticas de las principales publicaciones así como abundantes premios y menciones, entre ellos el Editor’s Choice del New York Times y el AMA indie Next Selection. Actualmente Adam se dedica a tiempo completo a su carreta de escritor en la ciudad de Nueva York.

 

Solapa

¿Y si pudieras borrar de tu mente todo aquello que no te gusta de ti mismo?

El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano… Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades, y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo. Con lo fácil que sería su vida si pudiera olvidar que le gusta un chico, recuperar la relación con su novia, Genevieve, y retomar la amistad con sus colegas de siempre como si nada hubiera pasado…

Un anuncio del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar de la mente los recuerdos difíciles con una tratamiento revolucionario, parece ser la respuesta a todos sus problemas. Aaron está dispuesto a cambiar a cualquier precio, aunque eso signifique olvidar quién es en realidad.

Ciencia frente a naturaleza en una novela plagada de giros inesperados que plantea importante interrogantes sobre la búsqueda de la felicidad, la memoria y la propia identidad, no todos de fácil respuesta. Un endiablado relato sobre el olvido que permanecerá mucho tiempo en tu recuerdo.

Contratapa

¿Sueñas con ser una persona distinta?

¿El pasado te impide ser feliz?

Instituo Leteo

Borramos tus recuerdos para que crees una versión de tu mismo 2.0

Inteligente, profunda y conmovedora. La historia de Aaron Soto, un chico que no se siente a gusto en su propia piel, aborda temas como el amor la amistad, la identidad sexual y, por encima de todo. La complicada búsqueda de uno mismo. Una novela que rompe moldes, con un toque futurista, que el New York Times ha definido como “una lectura indispensable”

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment