Mi ángel – cap. 3

Mi ángel – cap. 3

JACK

Mis días sueles ser iguales; despertar, hacer el desayuno, bañarme y encontrarme con la pareja de Akel. Sí, encontrarme con su pareja de turno.

  • Hola –me dice desde el mueble una voz rasposa- tú debes ser Jack
  • Sí… -respondo sin ver sus ojos- ¿tú?
  • Solo un amigo de Akel
  • Ya veo –algo me molesta, más bien me inquieta… su voz me da nauseas
  • Hueles delicioso… -me susurra al oído
  • ¡MIERDA! –tire el vaso, lo tengo a mi espalda. Siento su respiración, su lengua está cerca… lo sé
  • ¡LAAAARGATE! –Akel gruñía- ¡AHORA!

Akel había desplegado sus alas, eran enormes, no podían estirarse a su totalidad en la sala. El hombre, que ahora podía ver con claridad, saco su enorme lengua y me la restregó en la cara. No era un ángel, ni un demonio que viera antes, ¿qué mierda había traído Akel?

  • ¡Lárgate Jack! –me tiro mi bolso- ¡Ahora!

Me escabullí por debajo de su brazo y no termine de ponerme los zapatos hasta llegar a la escalera del edificio. Cuando Akel me gritaba de esa forma sé que debo correr sin preguntar, sin mirar.

  • Desde que llegaste estás con esa cara, ¿algo pasó?

Estaba preocupando a Ro, mi mejor amigo. Nos conocimos en secundaria y seguimos juntos en la universidad. Nuestro carácter es compatible y esa es la razón principal de nuestra amistad; amamos el silencio y respetamos la vida del otro.

Sé que si no le respondo ahora, no volverá a preguntar.

  • Ok –se rinde- no preguntaré.
  • Gracias

Escuchamos el resto de la clase en silencio hasta el almuerzo que recibo un mensaje

“no vuelvas hoy. Pasaré por ti, esperame. Yo te contacto. ¡NO VENGAS!” akel

¿qué había pasado? Jamás se ponía en ese plan o decía que pasaría por mí. Estaba actuando raro.

  • Oye –le paso la voz a Ro- ¿puedo pasar la tarde contigo?
  • Normal –me sonríe mientras saluda a una de las chicas del comedor, es putamente popular- pero vamos por unas cervezas ¿ok?
  • Me vendrían bien
No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment