Un nuevo Rey: Cap8 – Decisión

Un nuevo Rey: Cap8 – Decisión

Nek sabía todo lo que necesitaba del Rey. Había mandando a investigar todo cuando decidió servir a uno de los príncipes. El Rey, un alpha de Sangra Pura, hijo de Alphas reales. Alto, cabello plateado, mayor, maduro, centrado, excelente guerrero, hasta el momento no ha perdido una batalla, las bajas siempre son mínimas bajo sus ordenes. Se le considera el mejor estratega y economista de su tiempo. Desde joven fue comprometida con una princesa alpha de un reino conquistado.

Aquel compromiso fue una orden absoluta y trajo como descendencia 3 alphas puros. Luego del tercer parto la mujer sufrió una descompensación que la mantuvo atada a la cama 3 años, fallecido el xx del xx del xxx. Muerte absoluta y rápida, la orden oficial dice que murió en la noche por la enfermedad, el submundo dice que fue asesinada por la difunta madre del Rey. La investigación sigue normal y sin ninguna anomalía, hasta que se menciona a la omega que se vería enredada con el Rey.

Esta omega no tiene antecedente ni se sabe de dónde vino. Era como si acabará de nacer como omega. El rey la quiso tomar como esposa oficial, sin embargo las normas y políticas no lo permitieron por lo que fue nombrado un matrimonio de “Lazo Decidido”. Los historiadores y los políticos no podían ir contra esta relación y tuvieron que aceptarla como parte de la corte real, a ella y al hijo-vergüenza que llevaba en el viente. Un omega usaría la corona.

Toda aquella información la sabía Nek, pero el Lazo Decidido lo tomo por sorpresa y tubo que hacer una investigación más exhaustiva de los orígenes de la palabra.

  • Lazo Destinado: Es el vínculo que une dos almas por el resto de sus vidas. Quieran o no ambas almas se verán unidas por el resto de su vida. La relación puede ser formada entre omega & alpha, alpha & alpha.
  • Lazo Arreglado: Parejas unidas por un acuerdo o contrato. Vínculo que usan las grandes familias para mejorar sus raza. La relación suele ser alpha & alpha, betha & betha
  • Lazo Decidido: Un alma se sacrifica por la otra. No se tiene información sobre aquellas parejas.

Tal respuesta siempre había molestado a Nek, sentía que algo quedaba incompleto, pero había seguido buscando sin existo.

  • Rey -toco la puerta- Estoy aquí como me lo pidió.
  • Adelante, Nek -el Rey observaba una flor sobre su mesa, dando la espalda al visitante- sabes, esta flor la escogió mi difunta pareja. Sí, la madre de Az. Ella era una omega especial, amaba las flores de olores dulces, decía que la dulzura atrae a las abejas y que yo era eso: una peligrosa abeja. Curioso, ¿no?. Bueno, no te he invitado para eso, y descuida no pienso castigarte por mi recibimiento. Sé que tu misión es cuidar de mi hijo, y por tu expresión parece que desconoces que yo sé sobre el contrato. Ella me dijo que lo haría con y sin mi consentimiento. Nunca le negué nada, pero no estaba de acuerdo en dejar la protección de mi hijo en bethas, así fueran los de El Jardín Rojo.
  • Lamento que presenciara eso -que supiera del contrato no lo sorprendió tanto como el Rey pensaba, lo había tenido en cuenta- espero no se vuelva a repetir. No, tomaremos todas las medidas necesarias para que no suceda.
  • Haz lo necesario para que Az no sufra. Ese era el deseo de su madre. No importa más espectáculos, pero debo admitir que no había visto esa clase de bethas. Son guardianes negros, ¿no?
  • Sí -el Rey sabía la existencia de los bethas asesinos. Interesante, pensó Nek- puedo preguntar algo, ¿Rey?
  • Adelante -por primera vez lo vio a los ojos. Su rostro no decía nada
  • A usted no pareció afectarle mi don. Pude ver que no le sorprendió y eso solo puede ser porque conoce la existencia de la peculiaridad de la casa, pero hasta donde dicen los registros usted no ha hecho uso de mi don ni de los bethas asesinos.
  • ¿Eso crees tú? Quizás no me afecta como la esencia de mi hijo.
  • Eso es habitual entre los padres alphas de omega. El celo del propio hijo no afecta.
  • Veo que has hecho tu tarea, líder de casa o prefiere que te llame… ¿Flor Venenosa?

Nek perdió la compostura. Su habitual cara dibujo una sonrisa de molestia. Estaba incomodo, fastidiado y alguien debía pagar por ese momento. Nadie, absolutamente nadie que no fuera betha conocía esa nombre. El nombre impronunciable de El Jardín Rojo venía por el don que heredaba. Un alpha y menos un Rey podía conocer ese nombre. ¿Quién ha sido el traidor? Debía averiguarlo.

  • Tranquilo, me lo dijo una flor venenosa como tú -no podía evitar reír frente a la cara de pánico que había puesto Nek- y respondiendo tu pregunta, soy un poco inmune a tu esencia, aún no has maduro y por eso puedo soportarla más. No creo que exista otro alpha con ese poder, hasta el momento.
  • ¿Puedo saber cuál líder le revelo nuestro secreto? -quería el nombre de el traidor
  • Eso no va a ser necesario, lo sabrás cuando hagas tu elección.

El Rey cambio de tema rápidamente y logro distraer la mente de Nek con algunas solicitudes y sugerencias para la seguridad de su hijo.

 

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment